Exitosa carrera de obstáculos con 350 toneladas en remolques modulares autopropulsados MSPE ad una altura impresionante

La ampliación de la conexión ICE entre Stuttgart y Ulm es uno de los proyectos del siglo en lo que se refiere a infraestructura de transporte.

Presenta enormes desafíos para el hombre y la máquina. La construcción del puente Filstal con una longitud de 485 m representa un hito. Los nuevos vehículos autopropulsados MSPE Cometto de la empresa Wiesbauer celebraron en este proyecto su bautismo de fuego.

La estructura, que tras su finalización tendrá dos vías, destaca de forma impactante cerca de Mühlhausen im Täle. Con una altura de 85 m, será el tercer puente ferroviario más alto de Alemania. La ejecución de esta estructura se encuentra a cargo de la UTE Max Bögl / Porr. Con una longitud total de 485 m, será la segunda mayor estructura de la Deutsche Bahn AG en este recorrido del ICE después de la nueva estación de trenes de Stuttgart. A partir de 2022, será recorrida por trenes de alta velocidad a 250 km/h en solo siete segundos.

Los vehículos autopropulsados SPMT mueven 350 t de cimbra autoportante

Pero, hasta que llegue el momento, durante este periodo especial esta parte del proyecto avanza lentamente. Hay que transportar la cimbra autoportante azul, de 85 m de longitud, que hasta ahora salva la distancia de pilar de puente a pilar de puente y sostuvo el encofrado durante el hormigonado en los voladizos amarillos.

Mientras debajo se mantiene el tráfico en la A8 por la ladera «Drackensteiner Hang» en dirección a Múnich, arriba tienen lugar las últimas preparaciones para este transporte pesado sin igual. Un proyecto cuyo director de obra, Daniel Welsch de la empresa Porr, ha planificado desde hace meses hasta en el más mínimo detalle. «En nuestro cronograma de trabajo representamos cada fase del transporte por adelantado. También determinamos las fuerzas que actúan sobre los vehículos autopropulsados MSPE Cometto», comenta en relación con uno de los muchos aspectos a tener en cuenta.

Cálculos previos simulan la estabilidad

Puesto que en un valle permanentemente existe una corriente de aire, también se tuvo que considerar el aspecto del viento. «Y aquí jugaron un papel importante nuestros ingenieros», explica Joachim Kolb, Sales Area Manager del fabricante de vehículos autopropulsados Cometto. «Para garantizar la estabilidad en todas las fases del transporte se realizaron cálculos para velocidades de viento de 36 km/h, 72 km/h y, en el caso de una tormenta, también de 100 km/h».

Primera aplicación para el nuevo vehículo autopropulsado Cometto de Wiesbauer

Puesto que la empresa Wiesbauer de Bietigheim-Bissingen estuvo presente desde hace meses con diferentes grúas móviles, la empresa se presentó para la realización del transporte pesado y recibió rápidamente el encargo. Una novedad para Wiesbauer, que así inició su actividad en el sector de los vehículos autopropulsados y para ello se equipó en Cometto.

A finales de 2019 se encargaron a Cometto un total de 20 líneas de ejes SPMT con una carga por eje de 48 t y dos unidades de grupos de potencia de 202 kW. Y a pesar de los graves efectos de la pandemia del coronavirus, los vehículos llegaron a tiempo para la importante tarea en el puente. «Aquí celebran su bautismo de fuego», dijo Jochen Wiesbauer con entusiasmo sobre las nuevas posibilidades.

Configuración abierta en perfecta armonía

La cimbra autoportante se desplaza en configuración abierta. Por un lado, dos unidades de 4 ejes MSPE de Wiesbauer en una disposición «side-by-side» y al otro lado, a una distancia de 58 m, un MSPE de 6 ejes de la empresa Krebs Korrosionsschutz de Rostock. Los especialistas del norte de Alemania también jugaron un papel fundamental en este proyecto especial.

Para este caso de aplicación en concreto, los cálculos previos habían determinado una inclinación lateral admisible máxima del 4,58% para una velocidad del viento de 72 km/h. Para cumplir con estos valores de referencia de forma segura fue necesario adelantar el transporte a último momento en un día. Se había anunciado una borrasca, que podría haber puesto en riesgo el proceso. Para cumplir con el ajustado cronograma también se requerían rapidez y precisión.

Ambos directores de transporte, Jörg Neuhäusel de Krebs y Leonard Schmid de Wiesbauer, dispusieron y programaron el cable de datos entre las unidades de grupos de potencia de forma que todo el vehículo compuesto pudiera controlarse con un único control remoto por radio. Además, aplicaron un cordel de señalización a modo de línea guía en el puente, a lo largo del cual debía realizarse el transporte con enorme precisión.

Espectacular transferencia de la enorme carga

A una velocidad de 0,5 km/h, la impresionante constelación se desplazó desde el lado del puente de Ulm a lo largo de 485 m en dirección Stuttgart. El conductor, Jörg Neuhäusel, uno de los expertos de Krebs Korrosionsschutz, mantuvo permanentemente controlada la inclinación transversal. «En ningún momento se supera el 1,5%, ¡todo bajo control!», comenta este experimentado empleado, con tranquilidad, experiencia y una pizca de humor.

Poco antes de la posición final, la UTE instaló una vía de desplazamiento transversal. Su función: desplazar posteriormente la cimbra autoportante a la posición del segundo eje del puente. Y era necesario superar el primer soporte de esta vía.

Por esta razón, se disponía de una segunda combinación MSPE Cometto con dos bogies de 6 ejes, también en una disposición «side-by-side». Comienza la carrera de obstáculos a una altura de vértigo: los dos bogies de 4 ejes «transfieren» la carga sobre la primera vía de desplazamiento transversal a ambos vehículos autopropulsados de 6 ejes. En este caso, la distancia entre apoyos aumenta a 71,90 m, el peso total de carga y vehículo es de 438 t.

Toneladas de peso desplazadas con precisión

La combinación sigue entonces en dirección a Stuttgart, retrocediendo los bogies de 6 ejes nuevamente 17,40 m y colocando la cimbra autoportante también sobre la segunda vía de desplazamiento transversal tras retomar el avance. Todo el proceso se realiza bajo meticulosas mediciones de la posición por parte de los ingenieros en obra.

Jörg Neuhäusel aplica en estas maniobras toda su experiencia práctica. Baja el caudal de los grupos de potencia en el potenciómetro del control remoto hasta un 20% y mueve la combinación completa con precisión milimétrica hasta el punto deseado. El director del proyecto, Thomas Reuschel de Max Bögl, comenta en relación con esta última hazaña: «Mejor y de forma más precisa, imposible».

¡Misión cumplida! ¡El proyecto para finalizar el puente Filstal da un paso importante gracias a la perfecta interacción de varios socios!

¡Estreno en Alemania!

El «alquiler cruzado» de módulos de transporte autopropulsados

Por primera vez, en este proyecto de transporte para el puente de Filstal se utilizaron líneas de ejes MSPE de Cometto en «alquiler cruzado». Además de las 20 líneas de ejes y las dos unidades de grupos de potencia de la flota de Wiesbauer, también participaron unidades SPMT de la empresa Krebs Korrosionsschutz de Rostock. Se trató en particular de otras 6 líneas de ejes MSPE de Cometto con una unidad de grupo de potencia de 202 kW. Una prueba de cómo las fuerzas combinadas y el material compatible pueden convertirse en una unidad rentable.

Share onLinkedIn
La construcción del Puente de Filstal de 485 m de largo representa un hito.
Un total de 20 líneas de ejes SPMT con una carga por eje de 48 t y dos unidades de potencia con 202 kW fueron encargadas por Wiesbauer a Cometto
Levantamiento de los transportadores modulares autopropulsados de 6 ejes MSPE de Wiesbauer con la grúa del lado de Stuttgart
Levantamiento de los remolques modulares autopropulsados de 6 ejes MSPE de Krebs con la grúa en el lado de Ulm
Cargar en la posición final
La impresionante carga antes de ser entregada al transportador modular autopropulsado de 6 ejes MSPE
Aseguramiento de la carga en la combinación lado a lado del transportador modular autopropulsado MSPE
La pauta tiene que ser seguida con precisión
Jochen Wiesbauer está orgulloso de su Cometto MSPE autopropulsado