Dos Cometto Eco1000 en acción en obra de puente

Los vehículos autopropulsados fueron en la práctica el as en la manga que jugó a favor de Schares.

Una planificación precisa es fundamental en el transporte pesado. Cómo funciona cuando todas las ruedas interactúan entre sí quedó patente durante un transporte de elementos de puente llevado a cabo por la empresa Schares en Oberhausen. Al mismo tiempo, fue su bautismo de fuego en el campo de los vehículos autopropulsados. Para dar este paso, la empresa apostó por dos nuevos transportadores Eco1000 de Cometto.

Los primeros seis de un total de once elementos de puente debían ser retirados por Schares en una operación nocturna. Para la elevación de los elementos de puente, los dos vehículos autopropulsados de 6 ejes, en combinación side-by-side con acoplamiento electrónico, demostraron ser la solución de transporte ideal. La capacidad total de carga útil asciende a la impresionante cifra de 520 toneladas.

Cometto Eco1000 el as en la manga

En Oberhausen, los empleados de Schares, Joe Schönfeld y Dominik Stoßborg, se turnaron para operar los transportadores autopropulsados. Un único mando a distancia por radio con pantalla de 4,3" es suficiente para maniobrar una combinación side-by-side de este tipo. Esa noche, la calle y el paso subterráneo fueron completamente cerrados para llevar a cabo el transporte. Una elevación mediante grúa de los elementos de puente de 14 m de longitud no era planteable porque habría obligado a la Deutsche Bahn a llevar a cabo un costoso desmantelamiento de las líneas eléctricas aéreas sobre las vías. Los vehículos autopropulsados Cometto Eco1000 fueron en la práctica el as en la manga que jugó a favor de Schares.

Cuando llegó la señal de que las líneas eléctricas aéreas estaban libres de corriente, la combinación modular se puso en marcha. Para compensar la altura del puente, en el vehículo autopropulsado side-by-side se montaron adicionalmente maderos para excavadora y bloques de soporte de carga. Así equipados, los Cometto Eco1000 se movieron en posición bajada pasando por debajo los elementos de puente que debían ser recogidos.

La elevación del puente debido a la fuerte elevación del vehículo

Después del posicionamiento exacto de los vehículos, mediante los bogies hidráulicos se levantaron, en tres pasos, respectivamente dos elementos de puente simultáneamente de los apoyos del puente. Aquí es donde el Cometto Eco1000 fue capaz de poner en escena la enorme ventaja de contar con una carrera de eje de 700 mm. Luego, la combinación se desplazó 30 metros hasta una grúa móvil que se hizo cargo de los elementos remachados del puente y los cargó en un semirremolque tipo plataforma. Una exigente operación nocturna, tras la cual, después de seis horas de trabajo concentrado, llegó el mensaje de alivio para la dirección de obra: «¡misión finalizada con éxito!»

Para Schares esta operación supuso la entrada en el sector de los vehículos autopropulsados. Un estreno importante, para el cual, 28 años después de la compra del primer semirremolque extrabajo de 2 ejes de Faymonville, se recurrió nuevamente a la experiencia del Grupo Faymonville. Christoph Schares se mostró entusiasmado con la facilidad y precisión con la que los vehículos autopropulsados Eco1000 pueden posicionarse bajo la carga gracias a la dirección multidireccional electrónica. «Esta tecnología de transporte horizontal autopropulsada de Cometto complementará en el futuro nuestras grúas en las obras, permitiéndonos ofrecer a nuestros clientes un verdadero valor añadido y, sobre todo, todo de una sola mano».

Share onLinkedIn
Para la elevación de los elementos de puente, los dos vehículos autopropulsados de 6 ejes, en combinación side-by-side con acoplamiento electrónico, demostraron ser la solución de transporte ideal.
Aquí es donde el Cometto Eco1000 fue capaz de poner en escena la enorme ventaja de contar con una carrera de eje de 700 mm.
Christoph Schares se mostró entusiasmado con la facilidad y precisión con la que los vehículos autopropulsados Eco1000 pueden posicionarse bajo la carga gracias a la dirección multidireccional electró