Módulo de transporte autopropulsado SPMT de Cometto transportando 820 toneladas

El cruce de Wendlingen es un punto clave en la ampliación del tramo ferroviario de alta velocidad alemán entre Stuttgart y Ulm.

Para completar el proyecto, es necesario desplazar un puente de acero de 820 toneladas. Una tarea monumental, en la que colaboran varios socios. Adicionalmente en el centro de todas las miradas: el vehículo autopropulsado SPMT de Cometto con 24 líneas de ejes.

No es un transporte cotidiano, el que se lleva a cabo en paralelo a la autopista A8 sobre la carretera nacional 313. Se deben tener en cuenta muchos parámetros diferentes. «La particularidad es el uso simultáneo de tres sistemas diferentes, lo que también es una novedad para nosotros», afirma Marco Wilhelm, director de proyectos de la empresa Wiesbauer, al describir los desafíos. «Debíamos coordinar el SPMT de Cometto, la vía de deslizamiento de la empresa Schachtbau Nordhausen y nuestra grúa sobre orugas de 1000 toneladas.» Todos los protagonistas estaban concertados y perfectamente preparados. Todavía quedaba un gran espacio libre donde después de algunas horas un puente debía conectar los tramos de ferrocarril. La empresa Wiesbauer acopló su combinación SPMT para esta misión en una configuración 12+12 uno al lado del otro.    

Avance sin sacudida con el SPMT de Cometto

La atención del público fue alta durante esa mañana. Incluso se realizó un streaming en directo para que interesados de todo el mundo pudieran verlo en directo. Wiesbauer lleva varias semanas preparando el acontecimiento. Marco Wilhelm cuenta que «durante el trabajo previo se utilizó el programa de planificación Cosmo de Cometto para verificar los valores y las fuerzas de empuje facilitados por el cliente. Esto con el fin de desplazar el puente de acero de 820 toneladas con la fuerza adecuada del SPMT, centímetro a centímetro y, sobre todo, sin sacudidas, sobre la vía de deslizamiento hacia la grúa sobre orugas.» Y de la teoría surge entonces la verdadera práctica. «Realmente me sigue sorprendiendo la tecnología cada vez que los valores y procesos previamente determinados resultan ser los ideales en la práctica. Solo una intensa planificación previa permite a todos los implicados en la obra estar en todo momento del lado seguro.»

Vehículo autopropulsado como ariete

También Mattias Roeder, Director de proyecto de Schachtbau Nordhausen, vive los procesos de forma atenta pero distendida. «Con la ayuda de los módulos para cargas pesadas autopropulsados SPMT Cometto de Wiesbauer y la comprobación permanente la posición por parte de nuestro topógrafo, pudimos colocar la estructura de 52 metros de longitud en la posición precisa. De forma más exacta, ¡imposible! Se trata de un sistema técnico perfecto con excelentes empleados de todos los sectores que intervienen. Queremos aprovechar para agradecer nuevamente a todos porque juntos logramos cumplir con los plazos.»

La gigantesca estructura de acero recorrió la distancia completa centímetro a centímetro sobre el transportador modular autopropulsado. Poco antes de alcanzar la posición final, un lado del puente se coloca sobre una vía de deslizamiento. Luego se atornilla sobre el vehículo autopropulsado una especie de «ariete» y el SPMT empuja el puente a la posición final del estribo.

Fabian Spathelf, jefe de equipo de la empresa constructora Gottlob Rommel de Stuttgart, se muestra encantado con la fluidez de los procesos. A fin de cuentas, confía en la tecnología Cometto. «Para el avance del puente vale la premisa: en la calma está la fuerza. Con el SPMT Cometto, la velocidad de transporte se ajusta de forma tan precisa que esta se adapta de forma óptima para la colocación de las placas de teflón en la vía de deslizamiento».

Práctico mando a distancia

La persona que maniobra el vehículo autopropulsado en cada posición de forma segura y serena es Leonard Schmid. Este experto en cargas pesadas es un conocedor de la materia y menciona algunos puntos técnicos clave de su SPMT Cometto para esta tarea, que incluso para él, ha sido especial. «Realmente nos ayuda mucho el que yo pueda ajustar la potencia de ambas unidades de potencia con el potenciómetro en el control remoto para poner en práctica de forma precisa las instrucciones de empuje de Schachtbau Nordhausen. Solo así es posible un progreso lento y fluido durante el movimiento de avance». 

Aún quedan muchos proyectos de puentes por delante

Tras ocho horas de trabajo, el puente de acero se encuentra seguro en su nueva posición. Un proyecto de transporte exitoso, en el que se recurrió a un «alquiler cruzado» de las líneas de ejes.  además de las 12 líneas de ejes Cometto y las dos unidades de potencia de la flota de Wiesbauer, también participaron 12 unidades MSPE de la empresa Schares de Bocholt. 

En la construcción y el mantenimiento de puentes, se avecinan años que marcarán la diferencia. Este tipo de trabajos ocuparán una posición central durante los próximos años en el plan de infraestructuras alemán. El proyecto de Wendlingen ha mostrado claramente que el futuro estará marcado por una planificación competente y soluciones de transporte técnicamente avanzadas.

Share onLinkedIn
Colocar el puente de acero de 820 toneladas en su sitio fue una tarea descomunal.
Para completar el cruce en Wendlingen, hubo que colocar un puente de acero de 820 toneladas.
Hay que coordinar un transportador modular autopropulsado Cometto SPMT, una vía de deslizamiento y una grúa sobre orugas de 1000 toneladas.
Se atornilló una especie de ariete al módulo autopropulsado Cometto SPMT para empujar el puente a la posición final.
En total se utilizan 24 líneas de ejes del vehículo autopropulsado Cometto SPMT.
La construcción y el mantenimiento de puentes desempeñarán un papel esencial en el plan de infraestructuras de Alemania en los próximos años.